viernes, 7 de octubre de 2011

El espejo del mundo

Proponen restaurar en Florida el derecho a lanzar enanos contra una pared

ElMundo.es Rui Ferreira | Miami

Ritch Workman. | AP

 

 

Ritch Workman. | AP

Un congresista estatal quiere recuperar el derecho al lanzamiento de los enanos, como espectáculo y deporte, para combatir el desempleo de la región




Por muy increíble que parezca, hubo una época en que en Florida era legal estrellar un enano contra la pared. Llegó a ser un deporte muy popular entre los clientes borrachos de los clubes nocturnos de Miami, pero terminó siendo prohibido a inicios de la década de los 90.

Hay un congresista estatal a quien no le importa eso y quiere recuperar el derecho al lanzamiento de los enanos, como espectáculo y deporte, para combatir el desempleo rampante en Florida.

Y lo dice en serio. "Estoy cansado de que el Gobierno decida todo por la gente. Es una especie de 'gran hermano' que se opone a que la gente tenga un empleo", dijo el congresista estatal republicano, Ritch Workman el jueves.

"Me he enfrascado en una lucha para acabar con las limitaciones a la libertad de la gente de conseguir un empleo donde quiera. Impedirlo (el lanzamiento de un enano contra una pared) es un ejemplo de un Gobierno estilo gran hermano", dijo el congresista al diario Palm Beach Post.

La prohibición en cuestión, "todo lo que hace es impedir que los enanos consigan trabajo y sean felices. En esta economía, en toda economía, ¿porqué vamos a impedir a la gente de conseguir un empleo gratificante?", añadió Workman.

Tirar un enano

A fines de la década de los 80 en los clubes nocturnos del estado, pero en particular de Miami, fue muy popular estrellar enanos contra una pared. El enano era lanzado con un casco en la cabeza, para protegerlo, pero el lanzamiento era antecedido por varias piruetas del lanzador, que lo agarraba por los pies, daba unas cuantas vueltas y hacia el lanzamiento, como si se tratara de un deporte conocido, el lanzamiento de bala.

A los enanos se les recompensaba por cada lanzamiento y los lanzamientos aumentaban en la medida que crecía la borrachera de los parroquianos de los clubes nocturnos.

Workman presentó esta semana su proyecto para legalizar el lanzamiento de enanos en Florida, pero todavía es temprano para saber si tendrá apoyo y, mucho menos, si resuelve el problema del desempleo en el estado, el más alto de la nación, con 12%. Nadie sabe cuántos enanos viven en Florida.

La organización de defensa de los enanos estadounidenses – Little People of America – se opone a las pretensiones del congresista republicano.

"La posibilidad de quedar paralizado es enorme. Y ser usado como un objeto de diversión de la gente es degradante", dijo David Dodge, portavoz de Little People of America.

En la televisión estadounidense hay por lo menos tres programas protagonizados por enanos. Uno retrata la vida diaria de una familia de enanos, otros la vida de un matrimonio y un tercero, un grupo de enanos que se dedica a criar perros pitbull para peleas. Son unos de los “reality shows” más populares.
____________

Todavía sigo buscando los calificativos para esta barbarie.  Este es el mundo civilizado que sirve de espejo a los países subdesarrollados.

12 comentarios:

  1. A mi se me ocurre usar las pelotas del tío ese para jugar al golf con ellas...
    Hace falta estar majara...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Majaras?
    La de ideas majaras que aún hoy se mantienen con carácter vitalicio por aquellos lares.

    Ya lo decía Obélix: ¡E(DX)stán majaras estos americanos!Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/10/11 9:33

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con ese Workman
    siempre y cuando se apruebe también
    que a algunos políticos se los cuelgue
    suspendidos de sus testículos
    para medir el nivel de testosterona
    por la cantidad de gritos que profieran.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues yo propongo que si llega a conseguir que se restaure el lanzamiento de enanos, sea él el primer lanzado, por ENANO MENTAL, porque me parece —no, me parece no, estoy convencida— que tiene menos cerebro que un mosquito.
    ¡Lo qué hay que oír!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ese tipo tiene que ser de la América profunda. Si es que hoy día cualquiera llega a la política.
    Me reservo mi opinión para no herir sensibilidades. Pero vamos, digo yo que algo tendrán que decir los enanos, ¿no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo dicho, nos estamos deshumanizando !!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es que hay que ser gilipollas (con perdón).

    Un abrazo indignado

    ResponderEliminar
  9. Me produce silencio y desconsuelo...
    Creo haber visto un programa,donde se nos presenta a una familia de enanos que cuida un rancho.Allí se muestran responsables y muy familiares.Tratan de ponderar que son inteligentes,eficientes,luchadores y optimistas...Me asombra que los americanos, traten de descubrir ahora que los enanos son personas como las demás...!
    EL HOMBRE NO HA AVANZADO INTERIORMENTE,SÓLO SE FIJA EN LAS APARIENCIAS Y EN LA MATERIA...
    Repito,esto me produce silencio y desconsuelo...!
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso,Mariluz.
    FELIZ FIN DE SEMANA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. REIVINDICO MI DERECHO A LANZAR ENANOS CONTRA LAS PAREDES. Como ciudadana del mundo y humana al fin y al cabo, cuento con unos privilegios de los que, como no podía ser de otra manera, esos seres inferiores.

    En cuanto aprueben la ley, me mudo a Florida. Llevaré conmigo a Aznar y a Chiqui de 'Gran Hormona'. Será divertido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. CARECEN. En el comentario de arriba falta la palabra "carecen", justo después de seres inferiores. Seres inferiores que carecen de privilegios. Eso es.

    Además, imaginad qué triste sería que se extinguiese la modalidad de enano-lanzadera, por usarlo poco.

    ResponderEliminar
  12. Estoy con Asun, podríamos empezar por lanzarle a él contra la pared, pero sin casco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...