viernes, 13 de mayo de 2011

MHLGH 195.6 - día diecisiete

Recomiendo empezar a escuchar la música insertada antes de iniciar la lectura, cuidado con el volumen porque goear ha puesto publicidad.
Buenas noches. Hoy iniciamos serie musical: El carnaval de los animales de Camille Saint-Saens. En honor a la jauría humana que durante estos días y hasta el 22 de mayo -día de las elecciones municipales y autonómicas- se ha adueñado de las calles y nos está machacando con la mendacidad de su sonsonete.

Cuando era joven y no una sombra en pena, como ahora, hablaba de mí en tercera persona. Empezar con un "yo" no estaba bien visto, no era lo que se esperaba de una persona bien educada. Sí, aunque no te lo creas recibí una cuidada educación donde lo correcto nada tenía que ver con lo político, sino con las buenas maneras... -claro que también es cierto que aquellas "buenas maneras" tampoco tenían que ser las "mejores"-... Hablar sin levantar la voz demostraba -para según quién observaba- tener clase o estar proponiendo actos nada honestos o incluso tramando alguna fechoría. Pero sin gritar.

Hoy en día todo el mundo habla a gritos. Vas por la calle y te cruzas con gente que lleva un pinganillo en la oreja y van manoteando como aspas de molino al tiempo que gritan cualquier improperio o carcajada o desgranando los motivos del impago de su último recibo telefónico, con la misma falta de escrúpulos que los políticos cuando se suben a un estrado y les ponen un amplificador de voz delante de sus gargantas. Éstos sí que necesitan cursos acelerados de urbanidad y buenas maneras, más uno intensivo de dignidad y sabiduría. Esta fauna política que piensa convencernos de sus verdades a fuerza de gritar sus mentiras, se olvida de que ya no les creemos... sus actos han hablado por todos ellos. Entre fanáticos y ladrones, incultos y analfabetos se están adueñando de nuestra voluntad después de que ya nos han robado la vivienda, el trabajo, la dignidad... para que les demos el voto. Eso somos para todos ellos un voto. Y después sombras informes para algunos... vagos y maleantes para otros.

La música que estás oyendo corresponde a los primeros 7 movimientos de la suite: y por orden corresponden al
1 - León
2 - Gallinas y gallos
3 - Mulas
4 - Tortugas
5 - Elefante
6 - Canguros
7 - El acuario

Si no tienes sueño te invito a identificar a los políticos según el animal que te recuerda... y mañana me cuentas, cuando nadie escucha.

Nota de aviso:
Publico nuevamente ésta entrada ya que, por problemas de Blogger, fue suprimida así como sus comentarios.

12 comentarios:

  1. Ellos no son esos animales. Los políticos (la mayoría, pero no todos), estarían entra los animales domésticos...No, no, los animales no se merecen eso. Los animales son nobles, inocentes, leales...nada, ni punto de comparación, no quiero ofender a los animales.

    ResponderEliminar
  2. ¡¿Qué me estás contando?! Aída Nízar habla de sí misma en tercera persona. No, por Dior, tú no lo hagas, no te pega nada.

    Blogger ya está bueno. Seguramente se fue al mismo sitio que el sentido del humor de Alejandro Sanz: a ninguna parte.

    Moitos bicos, moitos.

    ResponderEliminar
  3. Se han llevado mi comentario de ayer...

    ResponderEliminar
  4. Recupero de mi buzón el comentario de ayer:
    maria jesus ha dejado un nuevo comentario en su entrada "MHLGH 195.6 - día diecisiete":

    Ellos no son esos animales. Los políticos (la mayoría, pero no todos), estarían entra los animales domésticos...No, no, los animales no se merecen eso. Los animales son nobles, inocentes, leales...nada, ni punto de comparación, no quiero ofender a los animales.

    ResponderEliminar
  5. No no no, Larisa... no hablo de mi en tercera persona, fue solo un recurso literario para hablar de gritos y políticos :)

    beso

    ResponderEliminar
  6. Una vez copiado tu comentario Maria Jesús, te comento que yo tampoco quiero ofender a los animales no humanos :)

    beso

    ResponderEliminar
  7. Me alegro que lo hayas publicado de nuevo, yo no había llegado a tiempo y me parece un post muy bueno. Recojo tu invitación y me lanzo a identificar :)

    El León siempre será el presidente de turno de los EEUU, en estos momentos Mr. Obama, el puto amo de todo.

    Las gallinas y gallos serían los políticos de Europa, mucho cacareo y algún huevo que otro.

    Las mulas, serían esos pocos políticos que se son honrados y se dedican a trabajar por el pueblo, están en peligro de extinción.

    La tortuga sería para Esperanza Aguirre, que pasito a pasito va directa a la Moncloa.

    Los elefantes (pero sin ninguna memoria) podríamos adjudicárselos a los políticos de Israel que han olvidado lo que los nazis hicieron con ellos y repiten lo mismo con el pueblo palestino. En este conflicto el león y las gallinas no hacen nada.

    Canguro feliz para Zapatero, que con España en crisis, él seguía en “su mundo de yupi”, regalando dinero a los bancos y recortando a los trabajadores.

    Y en el acuario meteríamos a todos esos tiburones y pirañas que mandan en la iglesia y que día a día hacen política manipulando conciencias.

    Un besito

    noche

    ResponderEliminar
  8. Anónimo15/5/11 1:18

    Qué buenas identificaciones las de la noche infinita!!! Será porque la noche está en vela y puede responder lo que yo sin sueño, hubiera deseado?
    Muy buen post Mar y luz!

    ResponderEliminar
  9. jajaja nocheinfinita, me ha causado mucha gracia.

    Me pregunto por qué los políticos gritan tanto en sus discursos, los aplausos de la gente, si les pagamos para que hagan su trabajo.

    Los animales para mi son los mejores amigos, tal vez a algunos les llamaría monstruos.

    Besos Mari :)

    ResponderEliminar
  10. Noche has estao sembrá jajaja

    abrazos para ti

    ResponderEliminar
  11. Las 'bondades' de la noche, señora :)

    abrazos para ti, Diana

    ResponderEliminar
  12. Yo también me pregunto para qué gritan los políticos, Gra... ¿será para no escuchar sus conciencias y convercerse ellos mismos de sus mentiras?

    abrazos :)

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...