lunes, 6 de febrero de 2012

Mejor prevenir

La llaman enfermedad de los escaparates pero se trata de la enfermedad arterial periférica. En España, cerca de un millón de personas la padecen (uno de cada diez).

Causada por la arteriosclerosis, indica el riesgo de cardiopatía isquémicaLa gran mayoría de los afectados son hombres ya que las mujeres están más protegidas frente a la arteriosclerosis, la causa principal de la enfermedad. Además, las féminas presentan, en estas edades, cifras de tabaquismo inferiores a las de los hombres, reduciendo así su riesgo.

Según la Fundación Española del Corazón (FEC), esta patología, causada por la falta de oxigenación de los miembros inferiores, resulta un indicador de riesgo de cardiopatía isquémica.

La falta de conocimiento de los síntomas de la enfermedad de los escaparates es muy habitual, haciendo que en la mayoría de los casos se diagnostique cuando la enfermedad ya se encuentra en un estado avanzado.

Síntomas de la enfermedad

Los enfermos que la padecen suelen percibir un síntoma denominado claudicación intermitente, caracterizado por un dolor muscular intenso localizado en las piernas, normalmente en la región de la pantorrilla o el muslo, que se desencadena al caminar o realizar ejercicio físico, y mejorando solamente al detener la actividad y pararse completamente, por ejemplo, mirando un escaparate.

La enfermedad puede resultar discapacitanteAlgunos pacientes, además de este dolor, sienten calambres, entumecimiento y sensación de cansancio muscular, confundiéndose habitualmente por dolor óseo asociado a la edad.

La enfermedad puede resultar una patología discapacitante, ya que en las fases avanzadas, los síntomas aparecen incluso en reposo, pudiendo formarúlceras, gangrenas, necesidad de amputación o incluso causando la muerte.

Para definir la gravedad de la enfermedad, se debe de medir la distancia recorrida desde el momento en que se comienza a realizar la actividad hasta que aparece el dolor, obligando al paciente a detenerse. Existen cinco estadios de la enfermedad:
  • Paciente asintomático o con síntomas inespecíficos
  • Claudicación intermitente no incapacitante (más de 150 metros).
  • Claudicación intermitente incapacitante (menos de 150 metros)
  • Dolor en reposo
  • Isquemia grave con lesiones tróficas (ulceración y gangrena)

Cómo prevenir la enfermedad de los escaparates

Para evitar esta patología resulta imprescindible controlar los factores de riesgo que la provocan. La FEC sugiere: dejar el tabaco, hacer ejercicio físico de manera regular y controlar los niveles de colesterol, diabetes e hipertensión arterial

A su vez, es fundamental el cuidado de los pies, ya que cualquier traumatismo o infección puede agravar la enfermedad. En algunos casos, puede estar indicado elevar el cabecero de la cama para favorecer la circulación.
-----------

Hay, además, un factor genético -como es mi caso. Se me detectó -hace dos años- casi en la tercera fase y gracias a los cuidados, la medicación y la edad, he retrocedido a la segunda. Camino muchos más metros sin tener que detenerme. Y la intervención quirúrgica -para sustituir las arterias- está bastante lejos.

11 comentarios:

  1. Caray...A revisar esos dolorcitos entonces. Gracias por avisarme

    ResponderEliminar
  2. Cuídate querida, toda la disciplina.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El loco está hecho unos zorros...cúidate, porfa.

    ResponderEliminar
  4. Cuídate mucho, Mariluz. Que la enfermedad no pueda contigo.

    Un beso grandote.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Loca por informarme,no sabia que el dolor de patita estuviera relacionado con el corazón,llevo días sufriendo con las rodillas y la parte interna de los muslos,seguiré leyendo por si resulta que...
    ...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuídate mucho, chula, pasito a paso. Un beso grande y gracias por la información

    ResponderEliminar
  7. Me alegra mucho que el mal retroceda hasta que desaparezca...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Querid@s, al loco le cuidan lo que él no hace; afortunadamente :) y se me ocurrió avisar de algo tan tonto como un 'dolorcillo' en la pantorrilla (o muslo), que desaparece cuando nos paramos, porque es indicativo de que algo no va bien y se enciende la luz de aviso: ¡al médico, ya! ¿vale?

    gracias por los consejos :) el loco les quiere

    ResponderEliminar
  9. Uff,lo ecuché el otro dia en el telediario y me llamó mucho la atención. Gracias por la información mas detallada si cabe.
    Ah, y cuidaté!

    ResponderEliminar
  10. Está muy bien que difundas esta información.

    Cuidate

    Besos duplicados

    ResponderEliminar
  11. Me alegro de que estés mucho mejor y que difundas esta información que es tan útil.

    Yo ando muy bien con mi colesterol, que tengo el malo, muy, muy bajo.

    Besos

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...