miércoles, 7 de diciembre de 2016

Desde La Acequia

Esta entrada tiene como finalidad, paliar el tremendo error (o mala sangre) que ha provocado el bloqueo de la misma en Facebook. Y como considero que es una injusticia, la publico yo para subirla a mi muro.

--------------------------------------------


Luis Felipe Comendador en los cerros del Alto Trujillo









Actualizo esta entrada al día siguiente de su publicación 
para advertir que desde Facebook no se puede acceder 
a ella. Alguien ha decidido denunciarla y se ha 
bloqueado su contenido, acceso y difusión en esa red social. 
No logro entenderlo. Juzguen ustedes por su cuenta.

A Luis Felipe Comendador


A veces, la fatiga de las cosas.
Nada sirve de nada, seguirán
muriendo a centenares en los cerros
sin nombres registrados, como pájaros
que no pueden saltar en los jardines.
Pero hay que estar,
hay que estar siempre
para levantar acta
de los que no figuran en los libros
ni como números
porque nadie anotó sus nombres
y dar fe de su vida
antes de que los mate
la burlona sonrisa de la historia.
Se te acercan los niños a las manos
con todo lo que tienen: nada y ojos,
unos ojos enormes que te miran
con su inocencia antigua. Estos niños
solo tienen presente
y un carro,
un carro enorme,
que empujan
ladera arriba.
A media cuesta
hacen un alto,
se secan el sudor
y siguen.

© Pedro Ojeda Escudero, 2016

lunes, 28 de marzo de 2016

La Enciclopedia Mecanica

121º aniversario del nacimiento de Ángela Ruiz Robles

Inventora de la "Enciclopedia Mecánica", precursora del actual libro electrónico.

(clic en la imagen para conocer más)

martes, 22 de marzo de 2016

Un mes, treinta días.

Esta entrada está pensada como homenaje a una mujer, una excepcional mujer que nos dejó hace exactamente un mes. El 22 de febrero de 2016. La conocí gracias a uno de los concursos que gustaba organizar en su blog: Paradela de Coles, por puro divertimento, donde se reunían personas de diversas ocupaciones repartidas por toda la geografía. 

No tengo intención de escribir un lacrimógeno recuerdo, pero deja que comparta una de mis aportaciones al concurso; una muy especial:



Hasta siempre María Jesús Fuertes Mouriño. Te hiciste querer y te quise.