domingo, 8 de julio de 2012

Sobre todo, la vida

Ni el más brutal de los incendios puede acabar con la vida, 
al menos no con toda.

Maravillosa fotografía que llena de esperanza al loco

Una planta brota en medio del terreno calcinado
de la Fragas do Aume tras el incendio que arrasó varios centenares del parque natural (Cabalar/EFE)

26 comentarios:

  1. Parece un helecho, son duros de pelar...
    Es una alegría, desde luego!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me emocionó tanto cuando vi la foto que la quise compartir. Entre tanta destrucción y expolio me pareció un gesto lleno de esperanza.

      Salú y beso, asturianín

      Eliminar
  2. Efectivamente, es un helecho (aquí le llamamos fento) y son tan duros de pelar que llevo años intentando erradicar unos que tengo en el huerto. Lo que convenía que creciese en las "fragas do Eume" son robles (carballos)y castaños (castiñeiros), pero esos tardan siglos en ser hermosos...por eso solamente son rentables para el corazón y la gente los plantaba para que sus nietos los disfrutasen...
    Aun así, es un canto a la esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pareció MaríaJesús, un hermoso canto a la esperanza.
      Hagamos campaña para poblar de carballos y castiñeiros las "fragas do Eume"...

      un abrazo :)

      Eliminar
  3. Siempre me maravilla cómo las raíces rompen muros, el yuyp crece entre las baldosas, y crecen hierbas en sitios donde parecería que ya nada puede nacer. Es un milagro. Nada puede acabar con la vida, la vida siempre puede más. Siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco el yuyp, Maia, pero sí he visto raíces resquebrajar las paredes y brotar hierba entre el asfalto :) La vida en sí misma es un milagro.

      Abrazo(s)

      Eliminar
  4. Sí, la vida va haciendo de las suyas, afortunadamente. Pero el incendio esconde sobre todo una amenaza: la de la desertización. La falta de árboles hace que la tierra se desertice, es decir, deje de ser apta para acoger vida. No sé, pero a mí no se me ocurre nada peor en nuestra riqueza colectiva que un incendio. Pero igual sí, igual la vida se impone. Yo a veces he pasado por zonas hace tiempo calcinadas y ahora ya lucen ricas de nuevo.

    Ojalá, loco, ojalá.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese miedo a la desertización lo tenemos las personas normales Ramón, no los políticos.

      Hoy quería el loco traer un punto de esperanza. Esa fotografía me emocionó tanto... :)

      Eliminar
  5. La verdad es que ver ese brote verde entre esas cenizas es un soplo de esperanza.

    Besos todavía sanfermineros.

    ResponderEliminar
  6. Claro que es un soplo de esperanza. pero ahora más que nunca es que necesitamos que las escuelas, sobre todo, se animen a llevara a los niños a plantar árboles en el sitio. Ya sabemos que los que estamos creciditos no los veremos en su plenitud, pero si sembraremos un valor en la conciencia de los pequeñuelos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así deberíamos hacer, Alí; plantar nuevos árbols con los niños y así concienciarlos para el presente y el futuro.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Parece mentira que ese suelo seco y calcinado pueda dar vida, y tan verde como la esperanza que nunca hemos de perder.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que si?...

      Besos para ti

      Eliminar
  8. Cursis, que sois unos cursis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... porque se puede, hija; todavía se puede ;)

      Eliminar
  9. Ya lo dijo Ernesto Sábato, "a la vida le basta el espacio de un grieta para renacer".

    Mi bella Mar de Luz, ando muy bien, pero con poco tiempo....

    te extraño a ti, al loco y a tu casa.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sábato era sabio :)

      Me alegra saber que estás muy bien... haces bien dosificando tu tiempo

      y yo también te extraño, querida niña :)

      Besos para ti (y más) :)

      Eliminar
  10. Sin duda una brizna de esperanza, lo terrible es que ésta avance tan lentamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos avanza, Sergio :)

      un abrazo

      Eliminar
  11. A pesar de todo es una estupenda notícia. pero la arboleda densa, osea los pinos,encinas, robles, alcornoques y eucaliptus, tardarán mucho tiempo en dar sombra.
    De sobra sabemos que no és el fin del mundo, pero si que es el principio de una desertización galopante.
    Gracias loco, por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso está aquí, Montserrat, porque "a pesar de todo" es una estupenda noticia. Las necesitamos y las merecemos.

      Gracias a ti, siempre :) un abrazo

      Eliminar
  12. Venir hoy miércoles a tu casa , día de anuncios de medidas aún más duras ante la crisis, es tranquilizador y llega a ilusionar, a pesar de todo.
    Bonita fotografía y una gran reflexión.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El loco se siente feliz si consigue tranquilizar e ilusionar en medio de esta crisis tan brutal y con tanto bruto aumentando la crisis.

      Dos abrazos Esi :)

      Eliminar
  13. La verdad que si que es una foto esperanzadora, y que está bien ver algo asi sobre todo en estos ultimos meses y dice mucho porque, (y no es que lo diga yo, y que se tambien que todos lo estamos pasando mal), pero solo veo cenizas por tos laos!

    Un Besote-Brazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesitamos imágenes así, "padre Guillermo".

      Me alegra verte, abrazos para ti :)

      Eliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...