viernes, 25 de noviembre de 2011

25 de noviembre

Guardar silencio ante el acoso y maltrato nos convierte en cómplices
¡denuncia! 
016



21 comentarios:

  1. Es muy dificil reconocer y aceptar que eres tu misma, complice de quien te lastima.

    Es facil serlo, cuando por mucho tiempo te hacen creer que no eres nada.

    ResponderEliminar
  2. Cuando alguien a nuestro alrededor es maltratado nos hacemos los ciegos, como si no fuera nuestro problema; algún día entenderemos que todo lo que ocurre en nuestro mundo nos afecta directamente.
    Buenos días.

    ResponderEliminar
  3. Yo, a cada maltratada le diría diez o doce veces al día "no estás sola, busca ayuda".
    Cada vez hay menos silencio en torno a ellas. Yo, desgraciadamente, aun recuerdo aquello de "cada casa es un mundo y lo que pasa de puertas para adentro les pertenece"; ahí se han crecido...y si te lo contaban pensabas "algo harías"...tiempos oscuros, para olvidar, pero todavía...

    ResponderEliminar
  4. Cierto, muy cierto. Mi problema es que muchas veces simplemente no sé lo qué hacer. Me colmo de impotencia. Besos,

    ResponderEliminar
  5. El maltrato es intolerable. Dicho esto, queda una reflexión que hacer ¿Cómo es posible que se siga dando entre gente muy joven? Ayer escuché una encuesta sobre los adolescentes en España, actitudes y formas de pensar. Las chicas con trece y catorce años, tienen relaciones sexuales, lógicamente con chicos algo mayores. No estoy juzgando, porque siempre he sido liberal, sino que analizo. ¿Qué niña con trece años se va a plantar y le va a decir a su enamorado, "por ahí no paso" o "yo me voy con mis amigas" Difícil lo tienen; precisamente es la época peor, cuando menos se gustan, cuando lo primero es el grupo y cuando no tienen la personalidad formada. Dicho lo cual, hay que empezar este tipo de campañas en la escuela, desde muy pequeños, para ambos sexos. Uff, me he pasado, pero es un tema que me desconcierta, lo daba por finiquitado y va en aumento, por muchos motivos, que darían para otro comentario.
    Gracias querida, por traerlo en el día de la NO violencia.
    Besos tranquilos y en paz.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Los de alrededor también tenemos que perder el miedo a denunciar.

    Un beso, Mariluz

    ResponderEliminar
  7. No hace tanto tiempo que acabo de pasar por una experiencia de malos tratos, cercana, jamás en la vida me podría imaginar como la maltratada racionaliza y falsea la realidad que tiene delante para no admitirlo, y mucho menos denunciarlo, claro.
    Yo creo que la sociedad está muy lejos de cambiar su forma de pensar, así que es imposible, de momento, erradicar esta plaga.
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  8. Es fundamental la concienciación de la sociedad y sobre todo de las mujeres. Sin duda debe de ser complicado, en ocasiones, por el ambiente que se crea alrededor. Pero va en juego sus vidas y a lo mejor una llamada a tiempo pone fin a mucho sufrimiento y quien sabe si a un mal final.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Debemos vencer el miedo y denunciar y gritar y acariñar a la mujer maltratada.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Isolda, no te has pasado ¡en absoluto! gracias por tu reflexión. Yo tengo una sobrina adolescente y me da pánico pensar que pueda caer en manos de un desalmado maltratador... por eso pido siempre a quienes puedan estar cerca de personas maltratadas que denuncien los hechos y así logren salvar una o más vidas. No podemos vivir de espaldas a estos crímenes.

    Abrazo para ti y para todos los que habéis comentado. Gracias

    ResponderEliminar
  11. Se habla y aunque estoy de acuerdo con ello que en la educación de los niños está la clave para empezar a ser persona y no psicópata. Porque hombres con carreras hacen lo mismo y más cruelmente que el que no tiene estudios ? pues pienso que del poder.
    Si no hay unos estudios y una cultura de convivencia en la igualdad y no se imparte en los colegios en las Apas y en todo los medios y solo se sigue formando para el desarrollo laboral...mal dadas vienen.
    Besillos.

    ResponderEliminar
  12. Y no olvides a las madres, Alicia, y a las hermanas; y a las tías; y abuelas... es en la familia donde se deben "vivir" esos valores de respeto hacia todos -sobre todo a la mujer. No es tan imprescindible unos estudios en igualdad si en la familia se fomenta las divisiones por sexos y la primacía del varón sobre las hembras. Nosotras tenemos la llave no permitiendo en nuestras casas la violencia -de ningún tipo.

    abracillos :)

    ResponderEliminar
  13. Por eso hablo de denunciar. Desde dentro del problema es muy difícil, pero las víctimas necesitan de nuestras denuncias.

    ResponderEliminar
  14. Denunciemos! pero lo importante y en lo que se falla es en el ''post-denuncia'' apoyo y protección.

    Pulgares arriba!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. te dejo un link que seguro que interesa mujer!
    http://conestebocaenestemundo.blogspot.com/2011/11/el-dia-internacional-de-la-no-violencia.html
    abrazo

    ResponderEliminar
  16. Lo difícil es hacerlas denunciar
    Muchas mujeres se sienten protegidas
    dentro de ese mundo de violencia.
    Pero eso es tema para un dabate
    que no pretendo iniciar.

    Simpatizo con tu entrada.

    "Te dejo mi luz...
    para que alumbre el camino hasta mi casa"

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  17. ¡Me encantas! Besos "cero violencia"... Tampoco eso tolero Mariluz. Si no me encuentras cuando me visites de seguro me fui en definitiva a vivir a Champotón.

    ResponderEliminar
  18. Me parece un gravísimo problema que no sabemos como manejar. No solo por la violencia latente y palpable que produce sobre todo a las mujeres indefensas, sino también por la desigualdad y la discriminación que genera en las mujeres desde bien pequeñas. Ayer pregunté cuales son los trabajos que hacen las mujeres (a pequeños de 4 años) y su única respuesta fue: planchar, barrer, poner la lavadora, fregar... así veintitrés respuestas; estamos generando nuevos maschistas.

    que no dejemos en el olvido esta celebración.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Ese teléfono no debería existir. Sería señal de que hemos avanzado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Lo peor es el silencio. El miedo que produce el mal trato lleva a guardar silencio. Debe ser aterrador.

    ¡¡DENUNCIEN!!

    Un gran abrazo y un beso.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  21. El silencio es cómplice, siempre.

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...