martes, 1 de febrero de 2011

MHLGH 195.6 - día ocho

Recomiendo empezar a escuchar la música insertada antes de iniciar la lectura, cuida el volumen. Gracias
Buenas noches. Estás oyendo "Cuadros de una exposición" de Modest Mussorgsky. Llegamos al primer cuadro llamado Gnomo.

Y de eso te voy a hablar hoy. De los gnomos. Es nuestra octava cita y creo que ya tenemos confianza para que sepas algo de esta voz que te llega a través de las ondas. Te habrás preguntado, en algún momento, por qué vivo en la calle y qué me arrojó al submundo de la oscuridad. Fue una mujer. Sí. Ella es la causante de todas mis desdichas. Ella la culpable de mi "sinvivir". Ella, el faro que iluminó la verdadera naturaleza del hombre que era mi compañero, mi libertador, mi razón de ser. El amor y motor de mi vida. El hombre que se agigantaba ante mis ojos, con cualquier situación que nos tocaba vivir juntos. Ella me desveló la verdad. Cuando se interpuso entre nuestras vidas descubrí su bajeza humana. La de él. Ella nada sabía de mi existencia y se dejó querer; pero él, maldito y engreído, rompió nuestras vidas. Y ante mis ojos, por gracia de la luz cegadora de ella, empequeñeció hasta mostrarse ante mí como lo que era realmente: un gnomo. El bufón de las fiestas palaciegas, donde desplegaba sus dotes de conquistador como un pavo real su cola... mientras yo -ciega por el brillo de su disfraz- no había sabido ver...

De eso hace muchos, muchos años y hoy, paseando por este museo grotesco que es la ciudad, he descubierto que él no era el único gnomo... hay muchos más, los hay por miles y cientos de miles y millones quizás. Hoy los ves -a través de ese invento infernal llamado televisión- alardeando de a cuántas mujeres han poseído, engañado y cuánto dinero han cobrado por decirlo; y lo cuentan para acudir a más programas a cobrar por desmentir lo que dijeron el día anterior... y así sucesivamente, hasta acabar como muñecos rotos y olvidados en cualquier vía de tren o entre las peores garras que un gnomo puede encontrar: el amor verdadero no correspondido.

Estoy cansada y tengo frío. Descansa tu también, seguiremos mañana "Cuando nadie escucha".

15 comentarios:

  1. Ciertamente el mundo está lleno de ratas y de gnomos. Que grande es Mussorgsky :)
    Hay lecturas que acompañadas de ciertas melodías se enfatizan.
    Leyendote me has hecho recordar una entrada que colgué hace tiempo en mi desván
    Vade retro
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Mira me has dado una idea, la voy a volver a subir, por que just ahora estoy terriblemente enfadada con el mundo :)
    Buenas noches, abrazos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Plas,plas,plas!!!
    Más alto sí,pero más claro no.Me ha encantado la entrada de hoy.
    Espero que vayan cayendo como chinches.
    Besitos de cielo.

    ResponderEliminar
  4. La infidelidad y otras jugarretas de los y las gnomos no son consideradas delito, pero a mí ellos y ellas me parecen unos auténticos delincuentes.

    Un beso y gracias por tanta música de calidad que compartes con nosotros.

    ResponderEliminar
  5. POR ESTOS LARES TAMBIÉN ABUNDAN LOS QUE VIVEN DE CARROÑA...
    YO CREO QUE EN SU VACIEDAD, ESOS PERSONAJES, SE DESINTEGRAN EN EL TIEMPO, SIN DARSE CUENTA, SON INSENSIBLES. CARIÑOS MARILUZ

    ResponderEliminar
  6. Entonces el Amor de Mi Vida es un gnomo, mi amiga Betty está casada con un gnomo, mi amiga Nieve...

    No, no quiero creérmelo. Ana María Matute dijo tener fe en los gnomos. Los gnomos no hacen esas cosas.

    Intuyo que vos se refiere a los aquí denominados CABRONES.

    Te abrazo pese a toda fiebre residual.

    ResponderEliminar
  7. Sigues estando fenomenal, amiga.

    Besos...!

    (Volví...que ya era hora)

    ResponderEliminar
  8. Ha llegado el momento de que nos demos cuenta de los "personajillos"oportunistas,que llenan los espacios mediáticos...Es hora de que apaguemos la televisión e ignoremos lo superfluo.
    Mi felicitación por esta serie,que pone todo en su lugar.
    Mi abrazo grande,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Y además se sienten envidiables, casi unos héroes dignos de admiración... está muy claa tu idea y bien escrito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Grumetilla:

    Bueno, pues yo tengo otra idea de los "Gnomos" como seres pequeñitos o criaturas mágicas, que a veces incordian con sus travesuras pero poco más...

    Estos, de los que hablas, son peleles, seres ruines que venden su alma al diablo mediático por... ¡quién sabe cuánto y cómo!

    Y me uno a tu denuncia; como decía mi padre: "No hay peor desprecio que no hacer aprecio"...

    Como dice Mª Jesús, ¡apaguemos la TV e ignoremos a los mamarrachos! (Yo hace mucho que lo practico :))

    Un besito, Grumetilla de lujo.

    ResponderEliminar
  11. De Gnomos y Elfas, de ratones y ratas.

    Ese hombre que tu ves ahi, que parece tan amable...

    No crees que lo peor de todo, es que hay demasiados adeptos a los gnomos y Elfas? que sin seguidores y adeptos, al menos no se sabria de sus existencias, o quizá sea mejor verlos descubiertos para saber a que atenernos.

    Recuerdo cuando en los 80, el grupo Aviador Dro. tocaba esa canción "La televisión es nutritiva" que canción compondrian hoy, sabiendo que toda nutrición pasó a desnutrición.

    Un Abrazote, Mari Luz, y buen finde, nos seguimos! .

    Pd: la música que has elegido no la conocía y me gusta, a veces me gusta una música mientras leo en la blogosfera, fuera de ella , no puedo leer mientras la oigo. que cosas!

    ResponderEliminar
  12. No he querido perderme esta interesante entrada.

    Expones de una manera exquisita, una realidad social y humana lamentable pero cierta.

    Te felicito por la banda sonora y me uno al aplauso general. ¡Plas, plas, plas...!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Genial!!!
    Estos personajes abundan por doquier .
    Seducen por el placer de seducir y se jactan de ello.
    No pueden establecer vínculos sanos.
    Primero despliegan su donaire pra despertar ternura y/o amor ... luego maltratan o especulan.

    Estafar los sentimientos de otro es una actitud tipica de seres ruines y cobardes.De una pequeñez interior despreciable.
    Merecen ser puestos en evidencia.
    Mussorgsky: Magistral
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me causa mucha gracia el comentario de Larisa!
    Ni la gripe le quita la chispa y el ingenio verbal.
    Exactamente : Muchas de nuestras amigas están al lado de.....gnomos.Vale decir : ¡CABRONES!
    Y algunas lo saben y lo sufren en silencio.
    Besos.

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...