domingo, 6 de febrero de 2011

MHLGH 195.6 - día nueve

Recomiendo empezar a escuchar la música insertada antes de iniciar la lectura, cuida el volumen. Gracias
Buenas noches. Seguimos escuchando Cuadros de una exposición de Mussorgsky. Hoy nuestro recorrido nos lleva al segundo cuadro: El viejo castillo. Por mis andanzas a lo largo de la geografía española he encontrado muchos, pero ninguno habitado. Nunca me preocupó porque ¿qién sería tan desmesurado para vivir en un castillo? Tú y yo que vivimos en la calle lo juzgaríamos excesivo y acusaríamos de prepotente al inquilino ¿verdad?... ¿a qué alardear de tanto poderío?

Pues he aquí que, asomándome por esas ventanas a ras de suelo he visto, en las televisiones, programas donde unos 'limitados personajes' alardean de las casas donde viven; los metros cuadrados que tienen construídos y los que tienen alrededor; las habitaciones que necesitan para dos personas -con o sin hijos-, más las de invitados íntimos, invitados por asuntos profesionales, invitados ocasionales e invitados de invitados... más una habitacioncita para el servicio ¡claro!... quién si no iba a mantener visible y habitable una mole de ladrillo -supuestamente- minimalistas, de ese calibre...

Ya te digo que hemos desarrollado un ego tan grande  como las mastodónticas viviendas que nos rodean, con inquilinos tan zafios como para mostrar sus intimidades al mundo.

Alardes de superflua riqueza.

Enjambres de 'chupópteros' que han "super sobrevalorado" el ladrillo, hasta el extremo de enriquecerse con uno de los derechos fundamentales de toda persona: poseer una vivienda digna. Abusando hasta el punto de conseguir empeñar toda la vida de una gran parte de los ciudadanos activos, por una minivivienda a precio de palacios, y a unos intereses desvergonzados... y todo para que media docena -mal contada- pueda construirse modernos castillos donde cultivar sus prepotencias.

Y tu y yo, viviendo en la calle... entre cartones.

Estoy cansada. Mañana seguimos disfrutando la música y hablando: Cuando nadie escucha.

9 comentarios:

  1. El ladrillo ha sido la droga en la que este país se ha enviciado en las últimas décadas. Así nos va.

    ResponderEliminar
  2. En este santo y bendito país, la especulación sin control y sin ninguna clase de medida ha enterrado un derecho fundamental de todo ser humano, como tú bien dices, que es tener una vivienda digna, aún en un mínimo espacio. Más de medio siglo lucrándose "algunos" de rancio abolengo ha traído las consecuencias que ahora vivimos, justos y pecadores, ¡qué pena!

    Feliz domingo, un beso, Grumetilla.

    PSD: El corto del torito "Ferdinando" es, sencillamente, deliciosooo; lo he visto con un nudo en la garganta -no me gusta nada esta tradición patria- hasta que Ferdinando le da un buen lametazo canino a la desesperación del torero de traje de luces famélicas, jejeje.

    Más besos, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Ellos te diran, - Ande yo caliente, que le den por cu... a la gente-.
    Esta es otra de las mentalidades capitalistas que por fuerza nos han impuesto, tambien han logrado convencer de su estatus tan bueno y tan de compartir con los demas, por aquello de que tanto tienes tanto vales, a ese individuo o equipo de periodistas, bueno que se llaman periodistas, ha hacer un espacio televisivo de tan importante informacion para las masas.
    Es que debemos acatar que existen castas y esa es la que esta mas cerca del poder y sus favores, es la que organiza fiestas y banquetes, con el unico fin de seguir en su posicion tan excelsa.
    Personalmente me paso por el forro, toda esa farsa, la felicidad no esta en el egoismo a rrajatabla, la historia del mundo siempre es la misma, ya va siendo hora de que se cambie, pues los resultados de mantener la tradicion capital, estan a la orden del dia.
    Mas miseria, mas enfermedades, mas hambre, menos oportunidades, mas dersesperacion, menos futuro, etc.
    Pero claro, al que tiene de sobras, no le importa mas que seguir con su saga.
    Como dice Pedro.. -Asi nos va.
    Besos.
    Jesus

    ResponderEliminar
  4. Mejor me callo,no me viene bién alterarme y éste tema en particular me encona bastante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tambien a ellos les llegará su hora, como a todo el mundo, querida amiga.

    Mientras tanto...tengamos animo. No nos queda otra.

    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Asaltad el castillo. Quemadlo todo. Violad a sus reses. Seducid a sus mujeres. Aprended de los egipcios.

    ResponderEliminar
  7. Se lo debemos al Sr Ansar que abrió la mano a la burbuja inmobiliraia y a Zapatitos por no estar al loro de lo que iba a suceder...ahora los del PP dicen que tienen la solución y una mierda, cuando fueron ellos que dieron carta blanca a los bancos para ahogar al personal con las hipotecas basura a 40 años y con interes renovable.
    Tendriamos que ser solidarios y manifestyarnos como los egipcios y los tunecinos.
    Besos, que tengas buena semana

    ResponderEliminar
  8. Mariluz,en resumen te diré lo que me dijo una vez la pediatra de mis hijos..."Las crisis son buenas para aprender y madurar,quien no tiene crisis a la adolescencia las tiene de mayores..."
    Asi que,confiemos en que aprendamos todos a madurar en esta crisis y no dejarnos llevar tanto por lo material.
    Mi abrazo grande,amiga.
    M.JESÚS

    ResponderEliminar
  9. Estemm... sepa disculpar, Loco, pero yo viviría en un castillo. La pasaría muy bien, a decir verdad. Si gusta pasar por acá, a lo mejor me entiende. :)

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...