jueves, 10 de junio de 2010

Tráfico de droga submarino

Dos agentes recuperan un fardo de droga enganchado a una moto acuática.
Dos agentes recuperan un fardo de droga enganchado a una moto acuática. Foto: CNP | Vídeo: Efe

  • La operación se ha saldado con la detención de ocho personas
  • La Policía ha incautado más de 1.150 kilos de estupefaciente

ELMUNDO.es | Madrid 10/06/2010

Una operación, realizada por agentes de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, ha permitido desarticular una red de narcotraficantes que utilizaba un método inédito para arrastrar fardos de hachís hasta la costa. El cargamento, procedente de Marruecos, era fondeado y anclado por los proveedores de la droga a unos veinte metros de profundidad en unas coordenadas previamente acordadas.

La parte española de la organización marcaba el punto con una boya y un buceador, provisto de un equipo de respiración autónoma, se sumergía y amarraba con un cabo los fardos a una moto acuática para llevarlos hasta las proximidades de la orilla. Hay ocho detenidos y se han incautado 1.158 kilos de hachís, 700 de ellos recuperados del fondo del mar en las proximidades de la playa del Saladillo, en la localidad malagueña de Estepona. Este nuevo procedimiento, desbaratado por la acción de los investigadores, era denominado "el infalible" por los arrestados.

Las pesquisas realizadas por los especialistas en la lucha contra el tráfico de estupefacientes permitieron averiguar el funcionamiento de la organización ahora desarticulada. Adquirían el hachís en Marruecos y, a través de diversos colaboradores, captaban a sus clientes y obtenían los vehículos y la infraestructura necesaria para el transporte de la droga.

'El infalible'

El 'modus operandi' empleado por la organización consistía en el fondeo, buceo y arrastre de la droga hasta la costa, método que los detenidos llamaban "el infalible". Una vez obtenida la partida de estupefaciente en Marruecos, ésta era transportada a través de una embarcación semirrígida hasta un punto concreto frente a la costa malagueña. En este lugar, predeterminado y concertado por la organización, fondeaban la sustancia estupefaciente a unos veinte metros de profundidad.

Los diferentes fardos eran enlazados entre sí mediante cabos y anclados al fondo marino. Posteriormente, la rama española de la organización se desplazaba al lugar de fondeo en una embarcación neumática de pequeñas dimensiones. Con el equipamiento adecuado, un buzo se sumergía para localizar los fardos y marcar mediante una boya el lugar donde se encontraban.

Al día siguiente y a plena luz del día, enviaban al punto de coordenadas balizado con la boya a una pequeña embarcación de un solo motor, así como a una moto acuática, para proceder a arrastrar la droga sumergida hasta pocos metros de la playa. En primer lugar, la moto de agua realizaba una contravigilancia de la zona de playa donde estaba fondeada la droga. Una vez que consideraba que no existía vigilancia policial, se acercaba la embarcación semirrígida de pequeñas dimensiones y se unía a la moto acuática en las coordenadas de fondeo.

En Estepona

Seguidamente, un buzo con equipo de respiración autónoma procedía a enganchar la droga a la moto náutica a través de un cabo. Tras esto, la moto de agua arrastraba la droga, la cual no se observaba porque era trasladada sumergida, y la acercaba hasta unos diez metros de la playa. Allí aguardaba el resto de los integrantes de la organización llevando a cabo también funciones de contravigilancia.

Para el paso final y con el estupefaciente a escasos metros de la orilla, los investigados esperaban a que llegaran las primeras horas de la noche para tirar con un todoterreno del cabo con el que iban atados los fardos de droga y sacarlos a la superficie. Finalmente eran cargados en furgonetas y trasladados a los clientes.

Los investigadores conocieron que la organización investigada había fondeado una cantidad importante de droga en unas coordenadas cercanas a la playa de Benamara de la localidad de Estepona (Málaga) y que había procedido a sacar parte de la misma a su lugar de almacenaje.

La noticia desde su origen:
Tráfico de droga submarino | España | elmundo.es
_______________

Ya lo decía “el loco”: Los hijos de las tinieblas son más sagaces que los hijos de la luz.

5 comentarios:

  1. ¡Es increíble! hasta donde pueden llegar a esconder la droga, y por lo visto han detenido a ocho personas. No conocía de estas noticias.

    Gracias Mariluz por este post, también te agradezco mucho el enlace que me has dejado en mi blog, que tampoco conocía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. hi, you have nice blog.. u can view also mine..http://akoniwares.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Otro exito mas contra el trafico de sustancias.

    Bravo por la policia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bien... espero que unas cuantas familias menos destrozadas por esta "m...". O así lo espero, aunque esta acción policias no sea más que cortar uno de los eslabones de una larga cadena. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. genial yo los llevaba al paredon valioentes sinverguenzas destrozan familias enteras seran besitos gaviota

    ResponderEliminar

El loco está abierto a todas las opiniones,
respeta y pide respeto en los comentarios...
Gracias por compartir tus locuras...